TIEMPOS PARA EL ESTOICISMO   

   TIEMPOS PARA EL ESTOICISMO   

Los libros llegan a uno, con mucha frecuencia, por inesperados caminos. CÓMO SER UN ESTOICO, uno que seguramente no habría elegido leer, me lo regaló mi hijo porque, casi con toda seguridad, había detectado que la frecuencia de mis cabreos a causa de todo lo que estaba ocurriendo a mi alrededor –y no me refiero, por supuesto, a la familia- estaba llegando a cotas altamente preocupantes…, y acertó de pleno con su regalo, adquirido en Amazon.

Este libro de Massimo Pigliucci ha sido tan efectivo para mí como lo fue, en mis años mozos, el de Dale Carnegie –que sigue estando vigente- CÓMO EVITAR LAS PREOCUPACIONES Y DISFRUTAR DE LA VIDA. Ambas obras tienen muchos puntos en común y también recomiendo, como lectura complementaria, la de Carnegie. El trabajo de Pigliucci lo veo como más coherente, pues trata de recoger las bases de la antigua filosofía de Epicteto y adaptarla a estos movidos tiempos modernos que la pandemia de la COVID19 han complicado aún más. 

Tengo que reconocer que mi conocimiento de la filosofía estoica era bastante superficial y, también, que el autor me sedujo con su primera y más básica definición: “El estoicismo trata de reconocer nuestras emociones, reflexionar sobre lo que las provoca y redirigirlas para nuestro propio bien.” Espero que estaréis de acuerdo en que la frase engancha: ¿quién no estaría dispuesto a experimentarlo cuando todos hemos tenido (o tenemos) que enfrentar situaciones en las cuales del control sobre nuestras emociones depende el éxito o el fracaso? Ese fue mi caso y,  lo reconozco, devoré en libro en un solo día tomando las pertinentes notas.

El libro está muy bien estructurado y su lectura es cómoda y sencilla pues se basa en conceptos que están al alcance de todos; ese es otro de sus aciertos. Tras la introducción, y un breve repaso por los orígenes históricos del estoicismo, el autor se centra en las lecciones fundamentales que hay que asimilar. No quiero enumerarlas aquí, porque creo que su progresivo descubrimiento forma parte de la efectividad de este verdadero manual  sobre las ventajas que puede traer a nuestra vida la adopción de este  moderno estoicismo.

Creo que debo también hacer mención a mi experiencia personal tras la lectura, pues forma parte de las normas  de comportamiento que, en RyD, nos hemos impuesto: han pasado cuatro meses desde mi primera lectura -lo he leído tres veces desde entonces- y mi mejora en el autocontrol es notable.

Y termino mi recomendación de CÓMO SER UN ESTOICO con un importante consejo del que tomé nota:  “Tener claro que está y que no está bajo nuestro control y centrarnos en lo primero. “ Sé, por experiencia, que en ocasiones no es fácil saber qué es lo controlamos o no, pero Pigliucci nos ayuda también con efectivos y prácticos ejercicios espirituales. Tomad nota vosotros también y espero que saquéis del libro tan buen rédito como yo.

Clic para registrarse en el Formulario de Contacto